ESTÁS EN:

shares

Es imprescindible que respetemos nuestra rutina en estos días. Mantener una buena forma física está bien pero debemos tener presente que, más allá de esta obviedad, nuestra salud mental también estará más equilibrada.

 

Es normal que alguno de estos días hayamos caído en el llamado ‘hambre emocional’. Como su nombre indica, se trata de cuando las emociones se apoderan de nosotros, ya sea el miedo, la tristeza, la angustia o el propio hambre, y desembocamos en una ingesta de alimentos fuera de lo normal. Es muy importante que seamos capaces de identificar cuáles han sido los pensamientos que nos han llevado a esta situación para poder enfrentarlos y salir victoriosos sin caer en la ansiedad.

Yo he creado una serie de técnicas para poder combatir estas situaciones. ¿Quieres saber cuáles son?

-El té como forma de vida. A media mañana y a media tarde, siempre me hago una infusión de té verde ya que estimula el metabolismo y nos ayuda a mantener la forma ya que nos sentiremos instantáneamente saciados.

– Sí a la avena. Lo cierto es que nunca la había probado y todo el mundo me decía que no tenía un buen sabor. Para mi suerte, a mi paladar sí le ha gustado y ahora es mi ingrediente principal a la hora de desayunar. Un café y un bol de plátano con avena y empiezas el día con la energía que necesitas.

-No descuides la hidratación. Lo cierto es que podemos ‘olvidar’ beber agua de manera tan regular a como lo hacíamos antes del confinamiento. Por eso, ten a mano siempre una botella de agua para que puedas calcular los litros que consumes diariamente.

-Respetar las horas de la comida y masticar sin prisas. A fin de no alterar nuestro metabolismo, es vital que no alteremos las horas de comida. Por ejemplo, si siempre sueles comer a las dos no te dejes llevar y aplaces la hora hasta las cinco ya que esto puede traer consigo resultados nocivos para tu salud. Además, la vida nos está regalando mucho tiempo, no tengas prisa por acabar rápido de comer. Mastica y saborea cada trozo de comida que te llevas a la boca, De hecho, la gran Madonna admitió una vez que mastica cada bocado hasta 60 veces. Tenemos la oportunidad de convertirnos todos en unas superestrellas.

-Que la pereza no venza la batalla. Sabemos que hay día en los que no encontramos la fuerza necesaria para levantarnos del sofá y hacer algo productivo. Debes buscar en tu fuerza interior y descubrir qué es lo que te mueve. Puede ser series de abdominales, una clase de pilates o bailar reggaetón hasta sentir que estás en una discoteca. No importa el modo, pero hazlo. Después, podrás notar como tu felicidad ha aumentado notablemente.

-Descansa y desconecta. Intenta no alterar demasiado tus horas del sueño ya que esto trastocará tu organismo. Además, debes intentar desconectar. En estos días en los que estamos tan conectados a todas las últimas noticias, aprender a tener un rato para nosotros mismos y para los nuestros sin más preámbulos, es fundamental.

Comentarios

Relacionados

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
X