ESTÁS EN:

A lo largo de los años el papel de la wedding planner ha ido adquiriendo un mayor protagonismo, hasta el punto de convertirse en una figura imprescindible para la organización de la boda. En tiempos de coronavirus su función sigue siendo esencial.

 

Hace tan solo diez años era impensable que el trabajo de una wedding planner fuese a convertirse casi en imprescindible en nuestro país.

Por aquel entonces no era habitual que una persona ajena a la pareja organizara su boda, pero, generación tras generación, los tiempos cambian y consigo las modas y las tendencias. Y de esta manera ha sido como el papel de la WP ha ido adquiriendo cada vez más fuerza.

Pareja besándose con humo y neón

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

El papel de la Wedding Planner en la organización de la boda

No solo cambian las tendencias, sino que, poco a poco, cambian la historia y las tradiciones que envuelven a la boda. Con la ayuda del paso del tiempo y la influencia de las ideologías, las costumbres y las modas, se va reescribiendo todo lo que concierne a este maravilloso día. Vamos modificando, como hicieran en su día nuestros antepasados, la herencia recibida de las tradiciones, y con ella esta parte de la vida tan especial del ser humano.

Rincón con pampa y sofá boda

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Hay trabajos como el de la wedding planner que a la vista de la gente cuesta mucho reconocer, de la misma manera que cuando nacimos había trabajos que ya no existen y trabajos que no existían y que ahora son esenciales. Y es posible incluso que los trabajos que vayan a desarrollar nuestros hijos en un futuro no hayan empezado a incubarse en la actualidad.

Mesas de boda

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Dicho esto, hace un tiempo tener una wedding planner era un lujo que solo unos pocos se podían permitir. Hoy tener una wedding planner en tu bodas es bastante habitual, y en unos años será ya una costumbre o tradición.

Cubierto boda

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

En nuestra sociedad, liderada por el carpe diem, las personas dedicamos tiempo a nuestro trabajo porque elegimos dedicarnos a lo que nos apasiona, pero queremos tener tiempo también para cuidarnos, para nuestros familiares, amigos, pareja e hijos. Tenemos el día a día al completo y, cuando tenemos un extra que nos reclama más atención, nos desbordamos. En pleno 2020 el 50% de las parejas contrata a una wedding planner para organizar su boda. Una ayuda que les evite el colapso al enfrentarse a semejante proceso organizativo. Y es de esta necesidad, precisamente, de donde nació la figura de la wedding planner.

Mesa nupcial

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Está comprobado que las parejas que contratan una wedding planner llegan al día de su boda más relajadas, tranquilas, y disfrutan y saborean cada momento love. Porqué son conscientes de que allí, en cualquier momento, va ha estar ella a su lado, la wedding planner que discretamente va a controlar que todo salga perfecto.

Pareja abrazada sentados

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Desde el 2012 miles de parejas han disfrutado de este servicio, pero es ahora, en tiempos de coronavirus, cuando más se está reconociendo el gran valor que la wedding planner aporta a la boda. Y es que una wedding planner no solo te organiza la boda con una elección y coordinación perfecta de proveedores, sino que es la persona que está a tu lado en cada decisión, la consejera con la que recorres el camino hacia el “día B”, la que soluciona los problemas con una sonrisa, la que hace de psicóloga en momentos críticos y la que se encarga que no falle nada en uno de los días más especiales de tu vida.

Mesa nupcial

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Muchas personas relacionan el recurso al protocolo con la figura de la wedding planer, y hay quienes al pensar en protocolo lo asocian con las bodas de la realeza. Sin embargo, el protocolo se refiere a determinadas pautas a seguir en determinados momentos, y de ellas puedes elegir cuáles incluyes en tu celebración o cuáles no.

Lo cierto es que, por muy modernos, millenials u originales que seamos, venimos marcados por tradiciones y protocolos y, sin darnos cuenta, todos incorporamos pautas protocolarias a nuestra boda, aunque muchos no queramos reconocer que en ciertos momentos estamos guiados por un protocolo ya existente.

Pareja de novios besándose en un sofá

Fotos: Yabiku Wedding Photography // Wedding Planner: Boheme Sensations

Nuestra conclusión es la siguiente: si al pensar en la organización de tu boda ves que esta te sobrepasa, no lo dudes, contrata a una persona especialista en bodas. Te guiará, te aconsejará y mimará cada detalle como si fueras tu misma, sin que por ello tengas que dejar de vivir tu día a día como lo hacías hasta ahora ni convertir tu boda en el gran problema. Se trata de un gran día y hay que ser capaces de delegar para poder disfrutarlo a tope.

¿Y vosotros, creéis que os hace falta una wedding planner?

Melani y Adah Calabuig
Hermanas Boheme

 

CRÉDITOS DE LAS IMÁGENES:
Wedding Planner: Boheme Sensations
Espacio: El Mas d’Anna
Fotos: Yabiku Wedding Photography
Menaje: Eventos Mafesa Integral
Flores: La Tartana Bodas y Eventos
Vestido: Alejandro Resta
Tocado: Perfecta Julieta Tocados
Joyas: Joyería Biendicho
Papelería: Venaya Moments Wedding Design

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE NUESTRA NUEVA REVISTA:
ESTA VEZ GRATIS, ONLINE E ¡INTERACTIVA!


Comentarios

Relacionados


Comentarios

2020 LuciaSeCasa Ediciones Lisa Tarín. Todos los derechos reservados.

X